Reto especial a PYMES con la Reforma Procesal Laboral

Con la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Laboral el recien pasado 25 de julio, los pequeños y medianos negocios (pymes) son los que sufrirían más si incumplen las nuevas disposiciones; porque muchos carecen de asesoría jurídica o un departamento formal de recursos humanos.

La legislación, que sustituye un buen número de artículos del Código de Trabajo de 1943, no hace distinciones en cuanto al tamaño del negocio, por lo que el riesgo se incrementa con las empresas de capital menor o en crecimiento.

Entre las reformas actualizadas más sensibles destacan criterios de contratación y despidos, discriminación de personal, derechos del trabajador y asesoría jurídica.

“El sistema político nacional demostró que tiene pensamiento pro empleado y no pro emprendedor, a muchos pequeños negocios les falta preparación para cumplir las normativas, por lo que la primera línea de defensa debe ser contar con asesoría jurídica en materia laboral”

Ante esta situación, ¿cómo se puede blindar una pequeña empresa para que la Reforma Procesal no se convierta en un dolor de cabeza? El primer paso es realizar un diagnóstico interno de cuáles son los puntos más sensibles y que podrían generar sanciones.

Una pyme debe invertir al menos $5 mil en etapas de evaluaciones jurídicas para tener claro el nivel de riesgo que se maneja, no hacerlo a tiempo podría generar complicaciones a mediano y largo plazo.

Estos negocios deben destinar fondos a prácticas de documentación y respaldo internos, de manera que les sirvan como respaldo para enfrentar posibles procesos de incumplimiento.

“No se puede determinar cuáles giros de negocio se verían más afectados, pero a priori, las compañías de reclutamiento son las más sensibles; las de seguridad, servicio doméstico y las dedicadas a la agricultura, también estarán bajo la lupa”

La Reforma Procesal ofrece a los empresarios, tanto grandes como pequeños, una buena oportunidad para que mejoren sus procesos internos, ya que las sanciones por infringir la normativa podrían llevar a la quiebra del negocio.

Las sanciones van desde uno hasta 23 salarios base mensuales (dependiendo de la gravedad), si se demuestra el incumplimiento de personas físicas o jurídicas; ya que la reforma no distingue tamaño de negocio.

“El impacto financiero de una sanción podría ser devastador para una pyme, máxime si es un proyecto que apenas está gestándose, las entidades bancarias no prestarían fondos para cancelarla y probablemente el negocio desaparezca”

El sector pyme solicita al Gobierno más protección: considera que esta realidad podría bajar el número de nuevos negocios, fomentar el desempleo y la exclusión.

En el país hay casi 22 mil pequeñas compañías inscritas en el Ministerio de Economía.

¿Cómo blindar una pyme?

Expertos recomiendan cinco acciones para que la Reforma Procesal no afecte considerablemente a una pyme:

  • Informarse de las nuevas disposiciones y buscar asesoría legal www.zorlawyerschat.com
  • Destinar recursos a mejorar protocolos laborales
  • Documentar pormenores de selección, sanción o despido de personal
  • Capacitar a colaboradores
  • Fortalecer el gobierno corporativo

 

Fuente: Fundación Costa Rica Emprende

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *